COMPARTIR NO ES DELITO

COMPARTIR NO ES DELITO

jueves, agosto 23, 2012

ROBERTO BARRY - FESTIVAL EN UNA MESA - VOLUMEN 4 (1973)



La "inteligentzia" nacional no lo tenía en cuenta, en cambio el grueso de pueblo se agolpaba en los teatros donde actuaba.
Tuvo que sobrevenir su muerte para que, como Paquito Bustos o el mismo Olmedo, se lo considerase uno de los mejores cómicos de la escena nacional.
Roberto Barry se llamaba en realidad Roberto César Pérez Ruival. Intentó trabajar con el seudónimo de Roberto Ramirez, ¿por qué Ramirez? Porque así se llamaba el Gardel del film "Melodía de Arrabal". Pero nunca llegó a usarlo. En Argentina, Adrián Lobato (el padre de Heber Lobato), le consultó el porqué de una carta recibida de Montevideo de un amigo que iniciaba la misiva con un: Querido Barry... Lobato le preguntó que era ese Barry. 
Roberto tuvo que explicarle que en el barrio de la Comercial le llamaban Barry Norton por el parecido con el actor argentino que fue a EE.UU y no volvió más. Entonces Lobato le dijo que ese era su seudónimo.
Y ese día nació Roberto Barry para siempre.
Cantor, libretista de radio y televisión, periodista, actor, escritor de innumerables libros, Barry incursionó, en todos ellos con responsabilidad.
En radio con fonoplateas repletas, creó aquel éxito humorístico que fue "EL COMISARIO DE CERRO MOCHO", con el inefable Barry como el Comisario Saturnino Chipendale.
Barry vive aún en sus libros y cassettes y en aquellos que peinan canas.
Roberto Barry el capocómico. No el de una élite. Sí el del pueblo que lo siguió por décadas y que con sus aplausos lo llevó al pedestal del que nunca bajó.


PASS....ENVIAR MAIL - spilatos@adinet.com.uy