COMPARTIR NO ES DELITO

COMPARTIR NO ES DELITO

lunes, febrero 18, 2013

JUAN D'ARIENZO



TEMAS:

EL VALS DE LOS 15 AÑOS (JORGE VALDES)
PADRE MIO (OSVALDO RAMOS)
PAPA (MARIO BUSTOS)
UN VALS PARA MAMA (MARIO BUSTOS)

"A mi modo de ver el tango es ante todo, ritmo, nervio, fuerza y carácter. El tango antiguo tenía todo esto, y hay que procurar que no lo pierda nunca. El tango es esencialmente música. No puede relegarse a las orquestas que lo interpretan a un lugar secundario y colocar en primer plano al cantor, al divo. Eso es un error. Yo puse a la orquesta en primer plano y al cantor en su lugar. Traté de restituir al tango su acento varonil que había ido perdiendo.
Mi mayor orgullo es haber contribuido a ese reconocimiento de nuestra música popular"
Son palabras de D'Arienzo en 1949.
En primer lugar hay que decir que la de Juan D' Arienzo fue la orquesta de aceptación popular quizá más apabullante de toda la historia del tango. Al mismo tiempo que fue negado por los especialistas tangófilos, intelectuales y muchos músicos que le reprocharon haber retrasado la evolución musical del tango. Por eso hay "d'ariencistas" y "antid'ariencistas" y quien lee estas notas tiene derecho a saber que quien las escribe se alinea entre los primeros.
Juan D' Arienzo nació a finales del año 1900 en el porteño barrio de Balvanera y llegó a significar un hito en ese resurgimiento del tango de la década de los '40 que arrastró a bailarines y oyentes, en radio, teatro y cine, convocando al público a bailes multitudinarios especialmente, pero no sólo, en Buenos Aires y Montevideo.
La fecunda década del '40 empezó en realidad en 1937 cuando D' Arienzo incorpora a su orquesta al pianista Rodolfo Biagi (al que podemos reconocer en su propia orquesta creada pocos años más tarde) y que fue determinante para redondear el estilo D' Arienzo que ya se apuntaba en 1935.
Ese estilo se caracterizó pon una velocidad mayor de la que se venía utilizando hasta entonces, un ritmo vivo y marcado, picado, con la acentuación de los cuatro tiempos de cada compás. A los bailarines los hipnotizó y hasta los que no sabían bailar se sentían arrastrados a la pista.
Rescató el 2 x 4 tal como era el tango antiguo, que había sido reemplazado por el 4 x 8 del tango elaborado para el cantor y "para escuchar". Pero un 2 x 4 nada monótono, nada ingenuo, nada melancólico.

LINK....ENVIAR MAIL - spilatos@adinet.com.uy
If you want to download the vinyl just you have to ask for the pasword and i can give you by email. This is not for money - spilatos@adinet.com.uy