COMPARTIR NO ES DELITO

COMPARTIR NO ES DELITO

domingo, enero 19, 2014

ABARACADABRA (1971)


CONTENIDO:

AQUEL PUÑADO DE ARENA
DEL BRAZO DE OTRO
DOMINGO EN BUENOS AIRES
EL EXTRAÑO MUNDO DE LA MUSICA
EN MI PAIS
ESTOY METIDO CONTIGO
NIÑA DE CABELLOS LARGOS
SEREMOS ETERNOS
SI DIOS QUIERE VOLVERAS
SOUL DEL SUR
SUR
UNA MUJER

Probablemente, para los adolescentes de hoy, "abracadabra" sea solo un término relacionado con magia, trucos o brujería. Para quienes tienen entre 25 y 30 años, debe de ser el nombre de un dúo que esporádicamente realiza conciertos en distintos puntos del país.
Mas para los que llegaron a los 40 o apagaron ya sus 50 velas, la palabra "abracadabra" hace estallar un volcán de nostalgia en su interior. Los remite al famoso cuarteto argentino que, en la década de 1970, se ancló en Costa Rica, arrancó suspiros, puso a cantar a toda la gente y dio origen a centenares de romances.
¿Qué pasó con ellos?
Así fue. El grupo, compuesto por Manolo Droblas, Orlando Bertarini y los hermanos Víctor y Miguel Kapusta, se grabó para siempre en el recuerdo de una generación de ticos que hicieron fila en las afueras del antiguo salón Versalles, el cine Rex, el club Unión, el hotel Crystal, discotecas y gimnasios. Todo con tal de escuchar a Abracadabra interpretar canciones como Son tantas noches ya; Un lugar, un café; Yo me voy, tú te vas; La distancia; Perderás y Aquel puñado de arena, entre otras.
Si bien el conjunto se desintegró a finales de 1976, la mayoría de estas piezas siguieron escuchándose.
Por eso, la noticia de que el cuarteto se reunirá de nuevo para hacer dos únicas presentaciones en vivo (el 16 y 17 de mayo, en el Costa Rica Contry Club y en el hotel San José Palacio, respectivamente), ha emocionado muchísimo a los viejos fans y causado gran expectativa entre muchos jóvenes que crecieron oyendo a sus padres hablar del grupo.
La seducción
Fue el 15 de diciembre de 1972 cuando estos cuatro muchachos de pelo largo y pantalones campana tocaron por primera vez en Costa Rica. Su debut tuvo lugar en el Club Unión.
Para entonces, ya estaban consolidados en América del Sur, donde sus éxitos se programaban día y noche en la radio.
Aunque los discos del conjunto no se conseguían todavía en Costa Rica, radio Mil se encargó de hacer famosa su música. Roberto Giralt Castro, desde entonces gerente general de esa radioemisora, viajó a Argentina en 1971, escuchó la música de Abracadabra y decidió darla a conocer en el país con el tema Por una mujer.
Como la pieza fue tan exitosa, se amplió el repertorio de canciones del grupo, se empezaron a transmitir también entrevistas pregrabadas y se iniciaron las gestiones para traerlos a Costa Rica, relata Rafael Felo Fuentes, actual director de producción de radio Mil.
El empresario Carlos Lachner Guier, uno de los socios de esa emisora, aún recuerda cómo se abarrotaban todos los lugares donde daban presentaciones.
Recuerdo vivo
A pesar de los años transcurridos, muchos ticos siguen cantando los éxitos de esta agrupación.
La prensa de aquellos años dedicaba amplios espacios a informar sobre las actividades de la agrupación, especialmente cuando se acercaba una de sus visitas al país.
Tan buena impresión les causó Costa Rica a Víctor, Manolo, Miguel y Orlando, que programaron más y más giras. Entre 1972 y 1974 se presentaron en diferentes salones y dieron conciertos en festivales intercolegiales de instituciones como La Salle, el Sión y el Saint Clare.
"Nosotros siempre les seguíamos la pista. Íbamos a algunos de los conciertos y nos aprendíamos las canciones de Abracadabra para después cantarlas en serenatas. Siempre había alguna que se ajustaba para la ocasión", recuerda Rafael Mora Gamboa, quien, en aquella época, era estudiante universitario.
Él, como muchos otros costarricenses, todavía recuerdan la letra de canciones como Quédate; Domingo en Buenos Aires;Estoy metido contigo; Luna de Xelajú e Imagínate.
La tradición era que, en casi todos los espectáculos, Abracadabra se presentara después de un grupo o artista nacional como Paco Navarrete o el conjunto Vía Libre que, por cierto, se creó en 1973 y tuvo influencia de las corrientes del cono sur que se escuchaban a través de emisoras como radio Mil y Titania.
"Fue una época muy especial para cantarle al amor. Nosotros, al igual que otros conjuntos como Amigos, Manantial o Gaviota, no podíamos escapar al fenómeno que desataban grupos extranjeros como Abracadabra, Banana o Donald", evocó Fernando Castro Sandí, fundador de Vía Libre.
Igual opinión tiene el compositor Carlos Guzmán, de Gaviota, quien siempre admiró a estos artistas argentinos por la forma en que tocaban los instrumentos y los interesantes juegos que hacían con sus voces.
Aunque todos cantaban, Miguel se encargaba de la batería; Orlando, de los teclados; Manolo, del bajo, y Víctor, de la guitarra.


LINK DE DESCARGA....ENVIAR MAIL - spilatos@adinet.com.uy

If you want to download the vinyl just you have to ask for the pasword and i can give you by email. This is not for money - spilatos@adinet.com.uy